De chinita a coche bomba

José Mourinho

Viendo hoy las portadas de ‘As’ y ‘Marca’, podría pensarse que José Mourinho la ha vuelto a liar parda. Como cuando José Ramón de la Morena abrió el larguero al grito de “¡Otro coche bomba de Mourinho!” tras una rueda de prensa movidita. En declaraciones recogidas por ‘The Guardian’, el entrenador del Chelsea califica como “increíble” el sueldo de Iker Casillas en el Oporto. Una frase suelta y descontextualizada se presta mejor a la exageración. He aquí el marco de la frase, en el original de ‘The Guardian‘ y en la traducción más fiel que soy capaz de hacer:

Un calendario sibilino

El diario ‘Sport’ asegura que los jugadores del Barça están que trinan: “¡Parece que quieran que perdamos la Liga!”, pudo escucharse en el vestuario tras conocer el sorteo del calendario de Liga, siempre según este periódico. Los jugadores creen que en las primeras jornadas tendrán que “afrontar dificultades”, algo que contrasta con las “facilidades” que el bombo ha deparado al Real Madrid.

No crean que esta vez estamos ante un mero amaño, como el que denunció ‘Mundo Deportivo’ en octavos de final de la pasada Champions y el propio ‘Sport’ en semifinales. Qué va. El complot esta vez es mucho más refinado. ¿Por qué están los azulgranas “con la mosca detrás de la oreja”?

Publicidad

Verano

El acuerdo con el jugador es total; ya sólo falta ponerse de acuerdo con su club. Sólo. Compás de espera. Semana decisiva. El jugador se relaja en un destino paradisíaco en compañía de su pareja a la espera de que se resuelva su futuro. Declaraciones exclusivas: “Me halaga el interés”. Fecha límite. El jugador ha sido citado este lunes para comenzar la pretemporada. Semana decisiva. Las posturas están muy alejadas. El club se cierra en banda: ¡no quieren dejarle cumplir su sueño! Negociaciones rotas. El auténtico culebrón del verano. El tiempo juega a favor del club. que tiene la sartén por el mango y amenaza incluso con dejarle un año en la grada. A Ronaldo se le fichó un 31 de agosto. Están obligados a vender, porque el jugador acaba contrato el año que viene y se iría libre. Semana decisiva. Le han pedido que dé un paso al frente y salga a decir públicamente que se quiere marchar. Podría declararse en rebeldía. En Inglaterra existe la figura del transfer request. Fuera de España no hay cláusulas de rescisión. Han tratado de abaratar la operacion incluyendo jugadores. Principio de acuerdo. Semana decisiva. Acuerdo: fijo más objetivos. Los últimos flecos. Oficial, a falta del pertinente reconocimiento médico. “He cumplido un sueño que tenía desde niño”.