Nos tendremos que comer nuestras palabras

[17-X-2014] “Las incógnitas que podría plantear la presencia desde el inicio del delantero uruguayo se despejaron en los dos amistosos donde jugó 70 y 80 minutos, respectivamente, marcando dos goles y siendo protagonista indiscutible en otro. Aquellos que acusaban a Luis Suárez de tener sobrepeso se tuvieron que comer sus palabras tras la exhibición física desplegada en sendos partidos”. [Javier Miguel / Sport]

[24-IX-2014] “Pudimos seguir viendo a un Luis Suárez muy activo, probablemente aún un poco por encima de su peso y con una evidente falta de ritmo”. [Josep Capdevila / Sport]

Publicidad

¿Qué le pasa a Agassi por la cabeza?

Open de Andre AgassiSi hace sólo unas semanas me hubieran dicho que iba a sentarme a leer con curiosidad la biografía de Andre Agassi, casi 500 páginas, habría pensado que me confundían con otra persona. Si me hubieran anticipado además que lo iba a hacer con gusto y adicción, me habría resultado imposible de creer. De lo primero, el interés por la obra, tienen culpa las numerosas opiniones ajenas al tenis que recomendaban acercarse a ella. Lo segundo se debe a una escritura inesperada, poco frecuente en libros así, porque precisamente la gran virtud de este libro es no ser así, como uno lo espera.

Publicidad

Limpieza y jabón

Tal vez para celebrar que el fichaje de Neymar, el de “los 57 y punto”, sigue dando que hablar por sus cabriolas fiscales -y no precisamente en ‘la caverna’-, Carme Barceló se marca hoy un homenaje a Bartomeu y sus chicos. Crítica feroz de la junta barcelonista en tiempos de Joan Laporta, Barceló es todo jabón desde que el huido Rosell cogió el timón.

Esta junta es limpia y ejemplar. Es probable que no haya una directiva más transparente en todo el fútbol español. De entrada, han saneado las cuentas que dejó temblando Joan Laporta y han reducido la deuda. [...] El Barça ha negado delito fiscal en el fichaje de Neymar, aunque se explicaran tarde y mal algunos detalles. [Carme Barceló / La Razón]

Se agradece comenzar la semana con un poco de risa, ¿verdad?