La rotundidad es mala consejera

… Especialmente, cuando no se habla sobre lo que ha pasado sino sobre lo que está por venir.

[1-IX-2014] Ancelotti pone a James Rodríguez a hacer kilómetros persiguiendo al lateral de turno. Y la cosa no pinta bien. James le pone ganas y voluntad, pero ni tiene el oficio ni el físico que se requiere para realizar esa función. […] La falta de equilibrio en el mediocampo del Madrid no la puede solucionar el colombiano por mucho empeño que le ponga. […] Ha quedado claro en este arranque de campaña que James no puede hacer una labor similar a la de Di María. […] El técnico le exige funciones con las que no puede cumplir. [Antonio Romero / As]

Publicidad

Marquistas: Inda ha vuelto

Xabi Alonso, desde Múnich con rencorEduardo Inda ha vuelto a Marca. Tranquilos, es sólo una metáfora, lo primero que se me ha venido a la cabeza al ver la portada de hoy, más propia del antiguo régimen, felizmente superado.

Xabi Alonso ha cruzado la línea, así que había que ponerle a raya. No una, sino dos líneas, rojas como la vieja camiseta del Bayern. Con su elogio público a Manuel Neuer, “el mejor portero” con el que ha jugado y además “de largo” -si hay una sobrada en sus palabras, sin duda está en esto último-, tanto como para merecer el Balón de Oro, Alonso ha “menospreciado” a Iker Casillas y Cristiano Ronaldo. En un diario como el que ahora dirige Óscar Campillo, cuya portada más dura en los últimos años decía “Esta noche, partidazo”, el “Desde Múnich con rencor” de hoy, aderezado con una jarraza de cerveza y un traje que no es precisamente de Emidio Tucci, suena a “tic fascistoide”, por utilizar el lenguaje de su ilustre predecesor.

Sangre española

De un artítulo titulado ‘Más Moratas y menos Diegos Costas':

España está en búsqueda de un nueve porque lo de Diego Costa ha salido mal. Por su culpa, no por la de nadie más. Es un grandísimo delantero. Pero se hizo español por compromiso, mira tú por dónde, y no por convicción. Estaba despechado con Scolari y se apuntó a La Roja para poder jugar el Mundial en su país, Brasil. Pasado aquello ya no le interesa nada nuestro. El vínculo que le queda con nuestro país es el jamón del Donostiarra y la carne del De María. Lo demás le trae al pairo. Por suerte hay jugadores españoles que sí lo llevan en la sangre. Morata ha sido el último en aparecer. Y tiene futuro. Alcácer ya está ahí, y en la recámara Del Bosque guarda a Sandro y Munir. Ellos pueden hacer lo que quisimos que hiciera Diego Costa y él no ha querido hacer. […] Estos chicos nos harán olvidar pronto a Costa. Adiós, Diego. [Joaquín Maroto / As]

Bonus track: Manolo Tena, como es obligado.

Publicidad