Travesía del desierto

El domingo decía Cruyff en Marca que al Madrid le ha acabado por minar la estupidez que rodea al fútbol.

Ayer añadió Stoichkov desde la caverna: “A quien le gusta el fútbol ve que el Madrid está sufriendo por la presión, porque dicen que son galácticos. La diferencia con otros equipos sin tanto nombre es que estos últimos entrenan mejor, juegan con más ilusión. No se puede vivir de la renta, los resultados mandan y si lo haces mal siempre dudas”.

Expresiones poco virtuosas para ahondar en la idea de que el Madrid está en deshaucio. Escribe hoy, en As, Alfredo Relaño:

“La llegada de Sacchi para planificar la temporada próxima convierte automáticamente al grupo actual en algo renovable y desechable (…) Es curioso cómo el grupo de galácticos ha devenido en menos de un año en un grupo desahuciado, en triste disolución, llamado a atravesar la temporada entre la indiferencia general, mientras las luces se dirigen al Barça y a sus sucesores”.

Artículos Relacionados