El Barça echa en falta a… Larsson

En un artículo titulado “Los pasos atrás del líder”, David Torras analiza hoy en El Periódico por qué ha perdido gas el Barça.

1. La presión flojea y la defensa recula. El Barça ya no presiona como antes. Vuelve a ser vulnerable, fruto de un efecto dominó que se inicia en la delantera. Etoo y Ronaldinho presionan menos a los defensas, Deco y Xavi sufren más para recuperar y tener el balón, y la defensa ha ido reculando. El equipo echa en falta la aportación de Larsson (¡¿*?!) para tapar la salida de la zaga rival. Ésa es una de las razones por las que Rijkaard pedía un delantero luchador como Maxi López.

2. Ronaldinho no desequilibra como antes. Aún no ha alcanzado la mejor forma física y sigue sin cumplir el papel del año pasado. Le falta la punta de velocidad. Cuando el equipo no tiene la frescura de antes, se echa más en falta ese punto desequilibrante. Todo es más previsible, se juega más en horizontal y más lento, y se acaba tendiendo a volcar el juego de ataque por el centro. Xavi y Deco, mucho más controlados por el rival, han perdido protagonismo. Márquez, buen apoyo en defensa, contribuye a menudo al desorden.

3. Los laterales ya no llegan a la línea de fondo. Gio no ha vuelto a dar señales de vida en ataque desde el partido ante el Madrid. Sus incursiones ya no son tan efectivas -ni tan frecuentes- como antes. Tampoco los extremos, Giuly y Ronaldinho, suelen profundizar por la banda.

Artículos Relacionados