Especial Fallas

“Cuando Di Vaio lanzó el penalti al cielo de Bucarest, Ranieri ya sabía que había vivido su último partido en el banquillo valencianista. Eran muchos los consejeros que habían pedido su cabeza y los resultados estaban dándoles la razón”. (El Mundo)

Ya dijimos que las Fallas estaban al caer. No hacía falta ser un lince.

SUS PECADOS

:: “Entendemos, y el propio Claudio también lo ha entendido, que los resultados y la dinámica en la que había entrado el equipo en las últimas semanas, no era la más apropiada y, además, nos alejaba de los objetivos que nos habíamos marcado”. (Comunicado del Valencia)

:: 36 partidos: 15 victorias, 9 empates y 12 derrotas; 48 goles a favor y 41 en contra. Un dato para el recuerdo en plena era de los Mourinhos que desprecian el balón y apuestan por el resultado.

:: “Algunos jugadores hace tiempo que buscaron un preparador físico particular para intentar ponerse a punto porque don Claudio los dejaba sólo al dente”. (Ferrer Molina en El Mundo)

:: “No ha encontrado un once. Desde que llegó no ha repetido una sola alineación. Ni una. Así, se ha pasado de las rotaciones de Benítez a las mutaciones de Ranieri”. (Ferrer Molina en El Mundo)

:: “Los jugadores ya no sabían a qué jugaban. En cada partido había una variación táctica. Han jugado con defensa de cuatro y de cinco. Con doble pivote y con rombo. Con y sin bandas. Con un delantero, con dos o con ninguno. Es decir, un caos total”. (As)

:: “Experimentos como el de colocar a Carboni en el lateral derecho, cambiar de portero, dar entrada a un jugador del filial como Juanlu y sustituirlo en el descanso, además de situar a Aimar en la banda derecha, a Fiore en la izquierda o por considerar que Corradi puede jugar en este equipo”. (Alfonso Gil / Levante)

:: “Avaló personalmente los fichajes transalpinos, ésos que impacientan desde hace meses a la grada” (Ferrer Molina/El Mundo).

:: “Con él llegaron Corradi, Fiore, Di Vaio, Moretti y Caneira. Increíblemente, el primero lleva jugados más minutos que Mista, máximo goleador del Valencia la pasada temporada” (As)

:: “En el club se le achaca a Di Vaio muy poco compromiso con el grupo. Del barrizal del campo del Steaua, el delantero italiano salió con la camisa limpia, mientras chorreaba el barro de las zamarras de sus compañeros” (El País)

:: “La plantilla le perdió la confianza antes incluso que la propia hinchada por la falta de recursos técnicos, al menos, en el contraste con los de su antecesor. La apelación a la lucha y a la testosterona del general no han suplido la táctica y la estrategia del mariscal [Benítez]”. (Ferrer Molina/El Mundo).

:: “Siempre había sido mi fuerza formar un grupo de jugadores que luche, que trabaje junto, pero esta vez no lo he logrado. Asumo toda la culpa porque el equipo es el carácter del entrenador y esta vez no lo he conseguido”. (Claudio Ranieri)

UN ATENUANTE

:: “El técnico ha visto condicionado su trabajo por las largas lesiones de hombres importantes como el argentino Fabián Ayala o Vicente Rodríguez y por las ausencias y bajos momentos de forma de otros jugadores fundamentales en los últimos años, a las que se ha unido las dificultades de adaptación de muchos de los futbolistas recién incorporados. (Alfonso Gil / Levante)

EL FINIQUITO

:: El País publicaba el 8 de febrero unas declaraciones anónimas de un consejero del Valencia: “Nos planteamos si no será mejor perder 6 millones de euros con la indemnización a [Claudio] Ranieri [en caso de despedirlo] que perder 30 si nos quedamos fuera de la Champions”.

(Por lo que hemos leído hoy, Ranieri firmará un finiquito de 11 millones de euros si no alcanza un acuerdo con el club)

:: “El club trata de profesionalizarse a marchas forzadas de la mano de un voluntarioso pero advenedizo Juan Soler. Blindó al míster con un contrato de tres años que amenaza con dejar ahora un butrón en las arcas” (Ferrer Molina/El Mundo)

:: “¿Por qué cuando Benítez se despedía de su etapa como técnico del Valencia con lágrimas en los ojos, Soler y Llorente cogieron un avión rumbo a Londres y le ofrecieron el oro y el moro a Ranieri?. No se puede estar haciendo recalificaciones para salvar el club y luego derrochar casi 7 millones de euros para liquidar a tu técnico”. (Antonio Sanfeliú / As)

:: Su sustituto, Antonio López, cobra 390.000 euros al año por dirigir la cantera (leído en Las Provincias). Cuando, el 14 de febrero, le preguntaron a Bautista Soler por un posible relevo en el banquillo, declaraba: “Los técnicos de la casa no ofrecen garantías”.

(López era uno de los colaboradores de Benítez)

ESA SOMBRA

:: “Desde Benítez, el Valencia tiene un año de cosecha y otro de barbecho, uno de euforia y otro de resaca. Mantener al cien por cien la concentración de un colectivo algo más limitado que el de algunos de sus competidores y con las revoluciones al límite pasa factura a la fuerza. Su sustituto llegó con los jugadores bajando del tobogán y con la grada embriagada de tanta copa”. (Ferrer Molina / El Mundo)

:: “Las diferencias entre el italiano y Rafa Benítez son evidentes. El madrileño no pudo hacer más con menos, mientras que el general romano no pudo hacer menos con más. Benítez tenía hambre de gloria, mientras que el italiano está saciado, sobre todo, de dinero”. (Antonio Sanfeliú / As)

Esta vez, a Ranieri no le ha salvado ni su vena demagógica.

As > Soler despide a Ranieri y echa mano de López
As > Los cuatro pecados de Claudio Ranieri
As > Antonio Sanfeliú: Crónica de una muerte anunciada

Artículos Relacionados