Periodistas amordazados

”No quiero generalizar, pero la prensa ahora está peligrosamente amordazada”.

Vicente del Bosque se estrenó anoche como tertuliano en el “sanedrín” de El Larguero, y dejó sentencias como ésa. Comenzó recordando su experiencia en Turquía, pero la conversación no tardó en virar. De la Morena le preguntó si el cese de su amigo García Remón (también presente en la tertulia) le había pillado por sorpresa: “Me sorprendió, pero había visto síntomas de lo que podía pasar a través de los medios oficialistas, leyendo entre líneas”.

Del Bosque se refería al diario Marca, que había avanzado unos días antes que Florentino había retirado su confianza a García Remón.

Dos semanas después de aquello, la redacción de este periódico sufrió una enorme convulsión que tuvo una considerable repercusión en la Red.

Asegura Del Bosque que él “intuía” que algunos periodistas de Marca [críticos con la gestión de Florentino], “se iban a ir a la calle”; “aún estando a 4.000 km, he visto los movimientos que ha habido y sé de dónde vienen. Sé quién escribe hoy y cómo escribe”.

“Los medios están muy atados, pero muchas veces lo entiendo. Los profesionales tienen que vivir y la amenaza es grande. Creo que es peligroso ir contra el Madrid y el presidente. Es una opinión, nada más. Hay casos en los que se ha pasado la factura, y llamadas inmediatas sobre cualquier cosa”.

Intrigas palaciegas al margen, quienes leemos la prensa deportiva hemos apreciado cambios bien palpables sobre el papel impreso que se vende en el kiosko a 95 céntimos la unidad:

:: Han desaparecido las columnas de opinión. Tan sólo sobrevive (algún motivo habrá, sin duda, aunque lo desconozco) el rincón de los juegos de palabras de Julián Ruiz. Muy crítico, por cierto, con la galaxia blanca, como en su día lo fue con el propio Del Bosque.

:: Las crónicas de los partidos del Real Madrid y Barcelona son rematadamente flojas. En el mejor de los casos, parecen crónicas de agencia.

:: El suplemento DoMingo, era una de las iniciativas más brillantes del diario en mucho tiempo. Se notaba la mano de José Miguélez (uno de los damnificados), pues tenía cierto regusto a la sección de deportes de El País. Pasó a mejor vida de manera inmediata.

:: Otra de las secciones más interesantes, Futbolería, desapareció con idéntica virulencia. Dos de los tres periodistas que se encargaban de ella (Israel y Matallanas, además de Palomar) ya no están. Se dedicaban a charlar sobre fútbol con un entrenador y estaba previsto que pasaran por ella todos los técnicos de Primera. Insisto: era de lo más interesante.

:: Un espacio tan valioso como la contraportada queda cubierto con un collage de fotografías más o menos curiosas que da la impresión de estar hecho para salir del paso.

:: Mayor autobombo: muchos de los entrevistados (Guti, Figo…) posan con una enorme «M» roja con la que aparecen en la foto de portada.

:: En la ficha de los partidos no figura ya el pequeño comentario de cada jugador que acompañaba a los puntos Marca («incisivo», «sobrio», «no se enteró», etc.). Quizá no gustaba… a los futbolistas.

Artículos Relacionados

9 comentarios (por ahora) en “Periodistas amordazados”
  1. Carlos 21 Febrero, 2005
  2. Louis 21 Febrero, 2005
  3. Carlos 23 Febrero, 2005
  4. Louis 23 Febrero, 2005
  5. Carlos 24 Febrero, 2005
  6. Carlos 2 Marzo, 2005
  7. Louis 2 Marzo, 2005
  8. morri 18 Junio, 2005
  9. Alex F 25 Julio, 2009