Buenos tiempos para Samotracia

“De pronto Raúl entró en la cofradía de los perdedores. Para estar arriba hay que meter gol todos los días y las victorias se olvidan antes que los resplandores del incendio. Al Real Madrid los árbitros le pitan en contra para caer bien a la periferia de la triada; para cualquier equipo la derrota del Madrid es la victoria de Samotracia.

La ambición de Florentino Pérez ( y la de Ramón Calderón) era universal como la de Olivares, pero no han contagiado sus sueños. Zinedine ya no hace endecasílabos en la hierba, Roberto Carlos no pega trallazos de acero, a Figo le zancadillea su sombra en la bicicleta, Raúl no mete el gol del langó. Agotados por la gloria, la poligamia y los dividendos, los mejores jugadores del mundo arrastran las botas por las tardes del domingo como los muros de la propia España, «si en un tiempo fuertes, ya desmoronados, de la carrera de la edad cansados»”.

El Mundo > Raúl del Pozo: Raúl

Artículos Relacionados