Desde el vestuario

[Florentino Pérez] quiere cambiar los cromos“, dice un jugador [del Madrid]. “Pero si cambian a Figo por Joaquín; a Zidane por Ronaldinho y a Ronaldo por Robinho, el año que viene tendremos el mismo problema“.

El vestuario percibe que el club no ha hecho una reflexión profunda y crítica sobre su gestión deportiva. Por su parte, los futbolistas ven en Luxemburgo un hombre al que le va quedando poco discurso. Para muchos fue decepcionanteque tras la derrota de Getafe lo único que tuviera para decir es que había que “luchar más“.

[Diego Torres / El País]

Artículos Relacionados