Esas dañinas ambigüedades

Oleguer, la semana pasada, en Mundo Deportivo:
“[Lo de negarme a ir a la selección] es un rumor. Hasta que lo de la convocatoria no sea algo cierto no hablaré del tema porque por ahora no hay nada. Tengo claro que soy un profesional del fútbol y que el hecho de que te llamen para la selección es un reconocimiento, pero hasta que no se dé esta posibilidad, hasta que no me llamen, para mí no se debería hablar del tema para que ni por un lado ni por otro se creen expectativas sobre algo que aún no se ha producido”.

Juan Manuel Rodríguez, hoy, en Libertad Digital

“No había quedado demasiado claro si este chaval era nacionalista, independentista, nihilista, bohemio por horas, conductor de camión o qué (…) Yo, que me declaro independiente del reino de los bobos, deseo con todas mis fuerzas que la evolución de Oleguer en el fútbol sea tal, su proyección mundial tan imparable y su prestigio deportivo tan indudable, que al seleccionador nacional español de fútbol, sea éste quien sea en el futuro, no le quede otro remedio que convocarle. ¡Y a ver qué narices pasa entonces!…”

Artículos Relacionados

7 comentarios (por ahora) en “Esas dañinas ambigüedades”
  1. Carlos 21 Marzo, 2005
  2. Hang the DJ 22 Marzo, 2005
  3. www.ademarista.com 22 Marzo, 2005
  4. Carlos 22 Marzo, 2005
  5. Louis 22 Marzo, 2005
  6. Hang the DJ 22 Marzo, 2005
  7. Torbetorbe 24 Marzo, 2005