¿Saben aquel que diu…?

“Un amigo le dice a otro: “Tengo un caballo que me va a comprar el periódico, me pone las zapatillas, me pasa el aspirador por casa, me sirve la comida…”. El amigo le dice: “Te lo compro”. Y se lo vende por 100 millones. A los dos días se encuentran en la calle y el comprador le dice: “Oye, tío, aquel caballo sólo hace que ensuciarme la casa. Sólo come y hace sus necesidades, ¡es un desastre!”. “Oye, oye, si sigues hablando así de él, no lo venderás nunca”, le recomienda el expropietario.

Pues en ésas está Florentino, en quitarse de encima algunos galácticos que ya no corren. Ni saltan. Y, claro, no le queda otro remedio que elogiarlos. Y mucho”.

El Periódico > Emilio Pérez de Rozas: El caballo blanco de Florentino

Artículos Relacionados