Un deporte de "hombres"

Javi Navarro es uno de los protagonistas de la foto. El de la derecha, el de la boca limpia de sangre, el que sostiene la cabeza del rival que ha abatido brutalmente a sabiendas de que obraba como un salvaje.

Es el tipo que, con el gesto grave que requería la ocasión, compareció horas después en la puerta de una UCI. Allí le aguardaban los periodistas, promotores de perversas campañas de acoso y derribo a su persona. Le tachan repetidamente de violento. A él.

Javi Navarro sostiene que no es violento. Como Ballesteros o su compañero Pablo Alfaro, es de los que argumentan que el fútbol es “un deporte de hombres”. ¿Qué demonios querrá decir eso? Está convencido de que sus caricias se magnifican porque su camiseta es la del Sevilla, no la del Madrid o la del Barcelona. Es la misma firmeza que muestra cuando le cruje la cara al de enfrente con el pretexto de “protegerse”.

¿De qué se protegía ayer exactamente? ¿De Arango, que llegó a la UCI tomando oxígeno por un tubo? Lo de Son Moix no fue un accidente, sino un sangriento corolario. Un momento cumbre en la carrera de un matón de barrio que ha hecho fortuna en el deporte a pesar de su concepto erróneo de este juego. Y de la hombría.

Artículos Relacionados

6 comentarios (por ahora) en “Un deporte de "hombres"”
  1. Carlos 21 Marzo, 2005
  2. Hang the DJ 22 Marzo, 2005
  3. www.ademarista.com 22 Marzo, 2005
  4. Hang the DJ 23 Marzo, 2005
  5. Anonymous 13 Mayo, 2005
  6. Louis 13 Mayo, 2005