Aunque el Pisuerga no pase por Valladolid

“Actuando desde la prepotencia y creyéndose el amo del mundo, el batacazo es seguro. Y el incidente de los calzoncillos es absolutamente demoledor. Es una lástima que Laporta no haya aprendido de los desatinos prácticamente diarios de Florentino Pérez. El día que el presidente del Madrid se jactó del famoso trebol de títulos que su equipo iba a ganar y se creyó un iluminado que iba a cambiar el fútbol, cometió el error de su vida”.

[Joan Maria Batlle, ¿en serio le pagan por escribir?, en Sport]

Artículos Relacionados