Raíces de un escupitajo

Javier Matallanas explica hoy en Sport, con alguno de sus habituales deslices sintácticos, por qué no le debe sorprender a nadie que un japonés haya escupido a Beckham.

“Preocupante para el Madrid es el hecho de que a Beckham le escupa un rival japonés. Que al ídolo de Japón un contrario le falte al respeto de esa manera da para reflexionar como en una sociedad [sic] en la que los ídolos están por encima de los equipos, como sucede en China, se falte al respeto sobre el césped al jugador más querido de la afición japonesa. Da la impresión de que en el proceso evangelizador madridista en Asia ha fallado algo. No sé si sucede algo comparable como sucede en España, en donde plazas históricas madridistas como Valencia o La Coruña se han convertido en ‘antis’ en los últimos años. Algunos dicen que la prepotencia genera rechazo y quizás eso de los galácticos, nunca acuñado por ellos es cierto sino por la prensa (que nos venden estos adjetivos grandilocuentes de maravilla), y una serie de comportamientos altivos y orgullosos, como el que han denunciado en China, donde los medios se levantaron en armas contra el Real Madrid ayer por haber despreciado al pueblo chino, han podido ser caldo de cultivo para que de repente un japonés eche un ‘lapo’ a Beckham en mitad de un partido, cuando en condiciones normales los devotos seguidores nipones del inglés martirizarían al macarra del escupitajo, que no se atrevería ni a intentarlo”.

Al bueno de Mata sólo le ha faltado añadir que Beckham se lo ha ganado a pulso. Lástima, el primer párrafo de su artículo contiene un buen análisis. Pero la línea editorial es la línea editorial.

Artículos Relacionados