Sin resquemores

“Cada año, a la hora de fichar, Florentino Pérez acostumbra a salirse con la suya. No siempre consigue lo que se propone, pero nunca deja de quedar en evidencia, retratado de cabo a rabo. A base de argucias legales, acompañadas de tretas moralmente despreciables, el todopoderoso señor presidente del Real Madrid mueve ficha. Se estrenó con Luis Figo y, un año después, volvió a utilizar una buena dosis de cizaña”

[José Luis Carazo, moralista, en Sport]

Artículos Relacionados