Fiel reflejo de valor incalculable

Por si a alguien le quedaba alguna duda de que Ronaldo es un crack en decadencia, ahí está la foto que certifica, ante sus propias narices, que Brasil ha cambiado de ídolo y hasta de colores. Ronaldo habla ante la prensa en las puertas de su domicilio en Río de Janeiro y un chaval, con la inocencia y la ilusión que tienen los chavales en cualquier parte del mundo, extiende una camiseta del Barça con el nombre de Ronaldinho a escasos centímetros del jugador madridista. Es la imagen del cambio de ciclo, del relevo de un ídolo a otro. […] La escena, por sincera y espontánea, tiene un valor incalculable. Es el fiel reflejo de lo que sucede en el concierto futbolístico mundial, pero también en la aldea española, donde el Madrid galáctico cede el paso al Barça-espectáculo. Ronaldo fue el icono de una época, como el Madrid del pelotazo, pero ambos están pasados de moda. […] Ha de ser muy duro para Ronaldo constatar que su reinado se acaba cuando todavía no ha cumplido los treinta años. De hecho, ayer tuvo que tragar quina cuando se encontró con la camiseta del Barça y de Ronaldinho robándole cámara en su propia casa. […] Estamos ante un nuevo orden mundial en el fútbol. Se acabaron los metrosexuales y las chorradas fashion. El fútbol es fútbol y ha tenido que llegar Ronaldinho para devolvernos su esencia: el espectáculo está en el campo, no en las discotecas”.

[Joan Maria Batlle, emulando a Millás (ya quisiera), en Sport]

Artículos Relacionados

2 comentarios (por ahora) en “Fiel reflejo de valor incalculable”
  1. Carlos 28 Diciembre, 2005
  2. Louis 28 Diciembre, 2005