Póker de entrenadores en paro

Muy recomendable la lectura que vuelca hoy Matallanas en su blog. Se trata de una conversación entre Camacho, Irureta, Víctor Fernández y Vicente Del Bosque.

Todos aportan cosas interesantes, pero el que más juego da es Camacho. Por ejemplo, cuando Víctor explica: “Si yo ficho como presidente a Camacho, a Del Bosque, a Irureta, yo sé como ve el fútbol y, por tanto, tendré que configurar una plantilla para ese entrenador”. Camacho le replica: “Pero eso no se hace. Tú crees que si el Madrid te ficha a ti ahora mismo ha hecho un seguimiento de tu trabajo. Pues no”.

Otras perlas:

“[El Madrid] cambia de entrenador hasta ganando. ¿No dicen de mí que pegue la espantada? O sea yo no me puedo ir, pero sí me pueden echar”.

“Yo he estado con Pirri en un vestuario, con Amancio, que para mí era el mejor jugador del mundo, pero él no era una multinacional que ganaba 6.000 millones por fuera del fútbol. Está clarísimo. Amancio era el hombre más popular, pero la locura colectiva que hay ahora con los futbolistas, eso no es normal. Amancio era el mejor, pero no le conocían en Polonia o en Japón como a los de ahora”.

“Las culturas futbolísticas ya no van por ahí y en el Madrid hay cinco o seis jugadores que tienen empresa propia, venden en todo el mundo. El Real Madrid debe estar por encima de todo”.

Antes había jugadores como Juanito que se quitaban cinco minutos antes para que el otro cobrase la prima. Esa unión es la que hace diferente a un vestuario”.

Artículos Relacionados