Camino de Sport

El Espanyol cató en sus carnes el arbitraje pro Barça, tan visto desde que Villar y Laporta contrajeron matrimonio de intereses. No fue escandaloso (el atraco al Málaga en el Camp Nou, por ejemplo), pero las acciones dudosas las pitó el trencilla Bernardino en clave azulgrana, como estaba previsto. [Tomás Guasch / As]

A los árbitros de Villar sólo les preocupa quedar bien con el Barça, con el que ya comparten récord de victorias. [Alfredo Relaño / As]

Artículos Relacionados

(Sólo) un comentario en “Camino de Sport”
  1. White Rabbit 22 Enero, 2006