Confianza y ciega

Si lo que publica hoy El Mundo es cierto, parece que en las oficinas del Bernabeu, más que la confianza, reina la miopía.

Los números no ayudan, pero sí el cambio de ritmo. En el Real Madrid se ha apostado por la tranquilidad desde el comienzo de año y será muy complicado que esa decisión se vea trastocada.Tanto los directivos como los máximos responsables técnicos han comprobado un viraje en el juego del equipo, volantazo que se achaca tanto al esfuerzo de Juan Ramón López Caro como a la ilusión que se palpa en la plantilla tras el recambio en la dirección del banquillo. La esperanza en Chamartín es que antes de que llegue uno de los grandes momentos de la campaña, el primero de los encuentros ante el Arsenal en la Champions, el equipo ya esté engrasado.

Zidane | Se tiene la convicción en el club de que el francés ha regresado. Lo que se espera de él a partir de ahora es mucho.Fue el mejor en Villarreal y abandonó El Madrigal contrariado por el empate, pero muy optimista por lo que intuye que se avecina: «Los resultados van a llegar, seguro».

Roberto Carlos | Ha dado la vuelta a su situación y apunta a volver a sentirse importante en su banda. El hecho de haberse convertido en el extranjero con más partidos en la Liga como madridista le anima a rubricar su carrera como jugador blanco con títulos.

Cantera | La participación de los jugadores de las categorías inferiores es cada vez más evidente. Que se sientan útiles para una causa tan importante como la de detener la hemorragia del primer equipo se aplaude. La figura de Soldado, pese a su suplencia en Villarreal, ha ganado enteros.

Beckham | Su aportación al equipo carece ya de discusión. Su baja en Villarreal (sancionado) permitió comprobar a los más descreídos que el inglés es un futbolista con gran valor.

Fichajes | La llegada de Cicinho le dará al equipo un aire más explosivo. Cassano se está poniendo en forma y pronto se sumará.

Raúl | La esperanza de poder contar con el capitán para el tramo decisivo de la Liga es otro motivo para el optimismo. El delantero, que se entrena sin descanso diariamente, sabrá en breve si su rodilla izquierda se ha recuperado.

Artículos Relacionados