Récord mundial de disparates

Esperpéntico artículo del escritor Luis Racionero en Mundo Deportivo. Hay que reconocerle, eso sí, el mérito de encajar tantos disparates en tan pocas líneas.

De Clemente no nos olvidaremos nunca porque su pupilo Goikoetxea le rompió la rodilla a Schuster y el tobillo a Maradona, un record en el fútbol mundial como el del jugador más sucio que ostenta Goikoetxea. […] Ahora por fortuna no tiene ningún Goikoetxea, pero tiene un tal Gurpegui: hemos mejorado algo, aunque no el mal perder de algunos de los Athletic. Recordemos que el propio Villar le pegó un puñetazo a Cruyff en un partido ¡por dribarle! El tal Gurpegui le hizo ocho faltas a Deco, dos de ellas posibles penaltis, y el árbitro no pitó ninguna. Y ahí entra el madrileño Comité de Competición y su ilógico presidente, un tal Flórez diciendo: “El club azulgrana aduce que medió provocación por parte de Gurpegui y para ello aportó el vídeo del partido destacando ocho jugadas del rojiblanco: en ninguna el árbitro señaló falta”. Genial. ¿No se le ocurre pensar que después de ocho faltas no sancionadas Deco estuviese provocado? ¿Y por qué no sanciona al árbitro inepto con dos partidos? A Figo de madridista no se le sancionó ni viéndolo en vídeo romper una tibia, a Deco sin perdón. He dicho otras veces que el Comité de Competición no debería estar en Madrid, ni integrado sólo por gente de Madrid, porque es normal que sean madridistas.

Resumiendo: los árbitros y comités están al servicio del centralismo y del Madrid, el Barça está discriminado, Figo es un traidor y un cerdo, Deco hizo muy bien tirando del pelo a Gurpegui y Etoo no tenía que haber escupido a Expósito, sino a Goikoetxea. Qué pena.

Artículos Relacionados