Sí que da cosa

Hay que reconocer que existen auténticos pirómanos informativos, auténticos maestros en avivar las llamas para que el Barça o el Athletic acaben quemándose en el partido de vuelta o, cómo mínimo, que desaparezca el buen rollo que existía entre ambas aficiones en los últimos tiempos. Da cosa leer las defensas que hacen ahora de Carlos Gurpegui las mismas plumas que le llegaron a calificar poco menos que de ‘drogadicto’ por su teórico positivo.

[Francesc Aguilar, pirómano no informativo, en Mundo Deportivo]

Artículos Relacionados