Si es que son unos prepotentes

Esta misma jornada de la temporada 2003-2004, el Madrid era líder con dieciocho puntos de ventaja sobre un Barça que acabó superándole en los veinte partidos siguientes. El declive empezó entonces y no ha parado hasta llegar a estos trece puntos que les separan ahora mismo. Ya entonces alguien debió darse cuenta de que los galácticos se quedaban sin gasolina y preparar su salida del club en vez de hacerles un plan de pensiones vitalicio. Era de prever que Zidane tardaría cada año más en ponerse en forma, que Ronaldo tendría progresivamente más riesgo de lesiones, que Roberto Carlos haría cada vez menos kilómetros… Su prepotencia les impidió ver la realidad.

[Joan Maria Batlle, velocidad y tocino, en Sport]

Artículos Relacionados