Causas contradictorias

Las fuentes consultadas dentro del club indican causas contradictorias en el origen de la goleada. Unos adjudican la derrota a los árbitros, por no pitar un penalti a Robinho y otro a Baptista. Otros critican a los jugadores. Y no faltan quienes achacan el marcador a la fatalidad, a eso que llaman “cosas del fútbol”. En el entorno de Pérez también señalan a López Caro por rotar demasiado la alineación y después no tener reflejos para evitar la paliza.

[Diego Torres en El País]

Artículos Relacionados