Del género esperpéntico

Tuve la suerte de conocer a Bernabéu y luego a su alumno Florentino Pérez. Jamás tendrá Dios personas así y el Madrid presidentes de este calado.

[Hugo Gatti en As]

Ni futbolistas ni crisis ni otras historias. La realidad de la marcha de Florentino es que estaba asustado con la llegada del imparable Atlético al Bernabéu. Al ya ex presidente del club blanco, que no es tonto y sabe de fútbol, le ha hecho meditar el hecho de que hoy por hoy el equipo de Pepe Murcia es muy superior al Real Madrid. Y ya veía el panorama. Sábado, diez menos cuarto de la noche, bronca de las gordas dirigida a su palco, y no estaba por la labor de aguantarla. Durante seis años el Atlético ha sido el mejor vecino que podía tener Florentino y justo cuando le íbamos a invitar a una ración de caviar toma las de Villadiego. N o sólo ha influido el miedo, también la envidia. Su entorno reconocía que se le llenaron los ojos de lágrimas cuando vio a Luccin festejar su gol en Getafe y formar en torno a él tanto al once titular como a la gente del banquillo.

[Manuel Esteban en As]

[Gracias a El futbolista enmascarado]

Artículos Relacionados

10 comentarios (por ahora) en “Del género esperpéntico”
  1. Nacho2 28 Febrero, 2006
  2. dieguitoalias 28 Febrero, 2006
  3. PaceY 1 Marzo, 2006
  4. Capitán Fórceps 1 Marzo, 2006
  5. Enzo Battaglia 1 Marzo, 2006
  6. Pablo J. Rivera 1 Marzo, 2006
  7. elfutbolistaenmascarado 1 Marzo, 2006
  8. Louis 1 Marzo, 2006
  9. humphrey 2 Marzo, 2006
  10. dieguitoalias 2 Marzo, 2006