Como si se hubiera callado alguna vez

A falta de cochinillos volantes [Medina Cantalejo] decidió emponzoñar el clásico inventándose un penalti imaginario. Más le valía haber mantenido la huelga. ¡Villar, te he cazado de nuevo! […] Además, el tal Cantalejo se inventó tres faltas al borde del área para deleite de Ronaldinho, que desde que fichó por el Barça presume en Brasil de lo divertido que resulta jugar siempre con doce. Eso sí, Iniesta da de sí tres tallas la camiseta de Ronie o el antisistema Oleguer le derriba dentro del área (¡penaltazo!) y el señorito del silbato calladito. El Madrid sufre, le patalean y nadie sale en su auxilio. Se acabó el callar. Millones de madridistas van a elevar su voz. ¡Basta ya! […] Y conste que al Barça no le niego sus méritos futbolísticos. Eso sí, empiezan a ser discutibles. Cero goles al Málaga, cero al Benfica y uno al Madrid regalado por los mayordomos de Sánchez Arminio…

[Tomás Roncero, con la Olivetti, en As]

Artículos Relacionados

3 comentarios (por ahora) en “Como si se hubiera callado alguna vez”
  1. Holden 3 Abril, 2006
  2. dieguitoalias 3 Abril, 2006
  3. Alex Escrivà 4 Abril, 2006