Viene muy a cuento

Recuerdo hace un año la comida de aniversario de la Peña Oporto. El Madrid venía de perder dos partidos. […] Me gustó que no hablase de los galácticos de entonces (Puskas, Di Stéfano y Gento), sino de esos gladiadores que convertían aquel Madrid en un bloque invencible que ganaba Copas de Europa con la facilidad con la que los árbitros ayudan ahora al Barça.
[Tomás Roncero, con la Olivetti, en As]

Artículos Relacionados