Desmontando a Zidane

El Madrid cerró su Liga en el Bernabéu con lágrimas pero no por el empate con el Villarreal, el cuarto de la temporada en su casa junto a otras cuatro derrotas, sino por la marcha de Zidane. Los muebles los salvó el denostado Baptista con dos goles, uno de ellos casi al límite de tiempo, pero los aplausos se los llevó Zizou, símbolo del último Madrid campeón. Se fue marcando un gol de cabeza pero sobre el Bernabéu planeaba otro gol, aquella soberbia volea de la final del Glasgow en la que Florentino Pérez creyó haber tocado el cielo y no había hecho más que entrar en el infierno. Con Zidane se va también uno de los mejores jugadores de la última década. Descomunal con la selección francesa, brillantísimo con la Juventus y rey de la elegancia en sus primeras temporadas como ‘merengue’. El ‘crack’ francés ha tenido, además, el buen gusto de saberse retirar a tiempo, sin enfados y admitiendo no sólo su propio declive sino también el de su entorno.

[Andrés Astruells, óptica aséptica, en Mundo Deportivo]

Artículos Relacionados

8 comentarios (por ahora) en “Desmontando a Zidane”
  1. Xisco 10 mayo, 2006
  2. Louis 10 mayo, 2006
  3. elfutbolistaenmascarado 10 mayo, 2006
  4. Xisco 10 mayo, 2006
  5. Louis 10 mayo, 2006
  6. reanimatorcien 10 mayo, 2006
  7. longuis 11 mayo, 2006
  8. Louis 11 mayo, 2006