Dictador tropical

Florentino Pérez enviará a todos los socios (60.000) una carta de despedida e incluirá en los sobres un librito con todos sus discursos. El envío de misivas lo entiendo con dificultad, pues hace dos meses que dimitió y el retraso da razones a quienes piensan que todavía no se ha ido. Pero lo que me deja perplejo es el libro con sus discursos. Sin duda, los considera buenos. Pero incluso desde ese convencimiento, el escritor de talento suele esperar a que sea otro quien reconozca sus méritos literarios, pues la autoedición es propia de cantautores bohemios o de dictadores tropicales, y en ninguno de estos casos nos encontramos. Así como la despedida epistolar se puede entender como el gesto de un presidente sentimental, la publicación de las conferencias propias parece un ligero ejercicio de vanidad.

[Juanma Trueba en As]

Artículos Relacionados

(Sólo) un comentario en “Dictador tropical”
  1. Davor 12 mayo, 2006