Quitándonos el muerto

El Barça negoció con Thierry Henry y lo único que se le puede achacar es que se precipitó al creer que le había convencido. Pero la decisión final siempre estuvo en manos del jugador, que él sabrá por qué se echó atrás. [Joan Maria Batlle / Sport]

El club sabe, exactamente, lo que se pierde. Un crack. Un fuera de serie con quien se alcanzó un acuerdo que, por desgracia, fue filtrado inmediatamente por la inexperiencia de los negociadores. Un detalle que no debería ser ignorado por el presidente Laporta. Tal vez, si en su día, al volver de Londres, alguien hubiera sido más discreto, hoy Henry estaría haciendo las maletas para venirse al Camp Nou. [Miguel Rico / Sport]

Artículos Relacionados

(Sólo) un comentario en “Quitándonos el muerto”
  1. Jorge 22 mayo, 2006