Una elección vital

El ‘caso Figo’ no puede repetirse en la actual plantilla barcelonista. Hay dos factores que lo impiden. Uno moral y otro económico. Para empezar, los cracks del Barça están personalmente comprometidos con el proyecto que dirige el presidente Laporta. Todos se sienten partícipes de los grande éxitos de estas dos últimas temporadas y nadie antepone sus intereses particulares a los del colectivo. Su militancia barcelonista no es sólo una elección profesional, sino también vital. Ronaldinho, Eto’o, Deco, Messi, Puyol… saben que en ningún otro club estarán tan bien como en el Barça. Ni todo el dinero del mundo –ni siquiera el del multimillonario Abramovich– puede hacerles cambiar de opinión. [Lluis Mascaró / Sport]

El campeón está blindado. Las cláusulas de los jugadores son una barrera para que ningún club, por grande que sea, pueda pescar en el Camp Nou. Pero la plantilla tiene otro blindaje más profundo que no se mide por millones. Es su compromiso con el Barça. En fútbol, siempre sucede que cuando un jugador se quiere marchar fuerza la situación hasta el extremo de que al club no le queda más remedio que rebajar el listón de su cláusula, porque no tiene ningún sentido retener a un futbolista que ha perdido su compromiso con el club. Esta es la ilógica lógica de las cláusulas. No es el caso de los cracks blaugrana. Rijkaard no sólo ha conseguido una plantilla ganadora. Ha conseguido una plantilla que sigue apostando por el proyecto, con compromiso total. Después de las dos ligas consecutivas y la Champions sigue con hambre de títulos. Se siente al inicio de una era y quiere hacer historia. Esta es la mejor garantía. Más que el blindaje de las cláusulas. Este es el mejor tesoro que tiene Rijkaard en el vestuario. Este bloque no se puede romper. [Josep Prats / Sport]

Artículos Relacionados

5 comentarios (por ahora) en “Una elección vital”
  1. Jorge 24 mayo, 2006
  2. dieguitoalias 24 mayo, 2006
  3. Fleetwood 25 mayo, 2006
  4. cucaracha 25 mayo, 2006
  5. Enzo 26 mayo, 2006