¡Hasta las tres y media! ¡Y había cerveza y todo! ¡Qué fiestón!

Por su interés, La Libreta de Van Gaal reproduce el artículo Galácticos incorregibles publicado hoy por Lluis Mascaró en el diario Sport. De tan estúpido como es, no llega ni a vomitivo.

De juerga en juerga… y tiro porque me toca. Ya lo dijo William Shakespeare: “Si todo el año fuese fiesta, divertirse sería más aburrido que trabajar”. No creo que los galácticos del Real Madrid sean tan leídos como para hacer suya esta cita del genial escritor inglés. Pero la verdad es que demuestran que su pasión por la farra no conoce límites. Son incorregibles. No respetan, ni siquiera, la concentración previa al Mundial que empezará dentro de una semana. Ronaldo, Roberto Carlos y el recién llegado Robinho –que rápidamente se ha unido al clan brasileño– se entrenan de día y viven de noche, apurando hasta el límite de sus posibilidades su condición de ricos y famosos. Música, mujeres y alcohol es la mezcla ideal para unos futbolistas que ya hace demasiado tiempo que han perdido su sentido de la profesionalidad.

Los tres fueron cazados, la madrugada del martes al miércoles, horas después del partido amistoso que disputó su selección contra el Lucerna, en una discoteca muy popular de la localidad suiza. Allí –‘Adagio’ se llama el susodicho establecimiento– se desmelenaron. Ronaldo tomó el mando de las operaciones y se puso a hacer de ‘disc jockey’. Roberto Carlos se encargó de fotografiarse con todas las bellezas que poblaban el local. Y Robinho, con dos cervezas en la mano, se lo pasó en grande en su bautismo de fuego como ‘crápula’ de la noche. Les acompañaron sus compatriotas Dida, Emerson y Adriano, que no tuvieron ningún reparo en unirse a la fiesta que se prolongó hasta las tres y media.

Allí, evidentemente, no estaba Ronaldinho. La estrella del Barça se encontraba descansando en el hotel, pensando en que debe culminar su gran año. El 2006 está siendo mágico para el crack blaugrana. A los premios individuales, a los títulos de Liga y Champions, al reconocimiento universal como mejor jugador del planeta, él quiere añadirle la corona de campeón mundial. Sabe que el único camino para lograrlo es el compromiso. Como ha hecho en el Camp Nou. Ya habrá tiempo para fiestas después.

PD1-Y en el caso de que Ronaldinho hubiera estado en la fiesta, ¿lo contaría Sport? Pues, según dicen ellos mismos, NO.
PD2- Otra “información” de Sport coincide en que los jugadores (salvo Roberto Carlos) se marcharon a las 3.30, pero también se dice que llegaron a la discoteca a las 2. Tuvo que ser un juergón.

Artículos Relacionados

13 comentarios (por ahora) en “¡Hasta las tres y media! ¡Y había cerveza y todo! ¡Qué fiestón!”
  1. ayr29 2 Junio, 2006
  2. dieguitoalias 2 Junio, 2006
  3. Coder 2 Junio, 2006
  4. Doctor Broms 2 Junio, 2006
  5. Pepe317 2 Junio, 2006
  6. alfons 2 Junio, 2006
  7. Capitán Fórceps 2 Junio, 2006
  8. cucaracha 2 Junio, 2006
  9. david 2 Junio, 2006
  10. dieguitoalias 2 Junio, 2006
  11. elfutbolistaenmascarado 2 Junio, 2006
  12. El Bigotitos 2 Junio, 2006
  13. david 3 Junio, 2006