Las dos Españas (2)

La prensa deportiva catalana continúa aprovechando la participación de España en el Mundial para aleccionar a sus lectores con mensajes seudopolíticos. Por su interés, La Libreta de Van Gaal reproduce el “artículo” Las dos Españas, que publica hoy Javier Rodríguez Marzo en Sport. No le falta de nada: está la palabra carpetovetónico, está la palabra caspa, está la referencia a la malvada prensa madrileña… Todos los recursos de rigor e incluso uno nuevo: la gorra de chulapón. Y aún asegura el autor que se avergüenza de “la zafiedad” de otros.

Luis no debe seguir al frente de la selección española. Pero no por motivos técnicos. Debe marcharse por su caspa. Por confundir el sentido del humor con la mala educación (“señorita, en el culo no me cabe ni el pelo de una gamba”). Por traspasar la frontera del racismo (“Reyes, demuéstrele a ese negro de mierda que usted es mejor”). Un seleccionador no puede cometer deslices de tal calibre. Se pone a la altura de esa España carpetovetónica y de pandereta, de esa España engreída e irrespetuosa que ha alentado la caverna mediática.Como esas radios -de derechas y de izquierdas- que en lugar de buscar el equilibrio y la modestia del centro gritaban “¡toma mundo!” tras golear a Ucrania; como esos periódicos que, por si no estaban ya suficientemente motivados por el seleccionador español los Henry, Viera, Thuram y demás jugadores galos de color, se descolgaron con un ofensivo “Zidane, te vamos a jubilar”; como esos aficionados que, a fuerza de adoctrinamiento antifrancés, pitaron ‘La Marsellesa’ antes del partido, Luis es culpable de echar por tierra la buena imagen de esa otra España, la moderna, la que quiere caminar con gallardía por el siglo XXI y que se avergüenza de la zafiedad y la prepotencia. Una España que en el Mundial se plasmó con el buen hacer de una generación de jóvenes y prometedores jugadores como Cesc, Xavi, Xabi Alonso, Fernando Torres, Villa o Iniesta, que demostraron que el buen camino no está en el músculo ni en la furia. Esos peloteros necesitan tener al mando otro talante que desarrolle su estilo y que les aísle de los voceros que les exigían ganar el Mundial con la gorra de chulapón. Soñar con éxitos es bueno, pero hay que hacerlo desde la modestia, la educación y el trabajo. De una vez por todas, España debe dar la espalda a esos que de verdad quieren romperla anclándola en el pasado, en el tópico rancio que tanto abochorna a millones de españoles y que es una de las claves del fracaso inmemorial de la selección.

La Libreta | Las dos Españas (2)
La Libreta | Atrapado en el tiempo

Artículos Relacionados

7 comentarios (por ahora) en “Las dos Españas (2)”
  1. Frano 30 Junio, 2006
  2. dieguitoalias 30 Junio, 2006
  3. McCarran 30 Junio, 2006
  4. Alex Escrivà 30 Junio, 2006
  5. Louis 30 Junio, 2006
  6. SSR 30 Junio, 2006
  7. Louis 30 Junio, 2006