Mitad odio, mitad complejos

Ellos se lo guisan y ellos se lo comen… digo de los medios de comunicación madrileños y madridistas. Viven entregados en cuerpo y alma al servicio de ese club galáctico con sede en el Bernabéu y sólo pierden un poquito el oremus cuando hace acto de presencia la selección española de fútbol… una selección que, como ya saben, es mucho más de ellos que del resto del periodismo colonial. Las teles con sede en Madrid —públicas o semipúblicas, pero que son casi todas— se han lanzado a la llamada del Mundial a la original idea de parir una tertulia tras otra. Pueden elegir entre El Rondo, la Cuatro, La Sexta o la que les dé la gana, al fin y al cabo son todas muy parecidas entre ellas. La fórmula consiste en invitar a ex futbolistas de algún equipo de Madrid o Barcelona y a un buen número de periodistas de ambas capitales sin olvidarnos de algún profesional del fútbol instalado en las colonias pero con muy buena mano con alguno de los ilustres colegas de profesión. Quizá el único periodista valenciano que un día pasó por una de esas tertulias mesetarias fue mi admirado reportero Nacho Cotino. Nacho habló, rajó, denunció, acusó… y nunca más le volvieron a llamar. (Enhorabuena, Cotino, eso es que lo hiciste bien).

[Vicente Bau, la viga en el propio, en Superdeporte]

Artículos Relacionados

4 comentarios (por ahora) en “Mitad odio, mitad complejos”
  1. Jorge 3 Junio, 2006
  2. dieguitoalias 3 Junio, 2006
  3. ayr29 3 Junio, 2006
  4. longuis 3 Junio, 2006