Muy sospechoso

Después de entrometerese ya en el posible fichaje del central romanista Cristian Chivu y de un intento a varias bandas de convertir a Messi o a Iniesta en arma electoral de cara a los comicios que se celebrarán en la ‘casa blanca’ el próximo 2 de julio, el Madrid asimismo tiene en el punto de mira a Eidur Gudjohnsen, delantero del Chelsea que figura en la lista de posibles refuerzos del Barça. Sin que por ahora haya quedado claro si el interés madridista en hacerse con los servicios del internacional islandés parte de la entidad ‘merengue’ o si es el propio ‘Chelski’ el que ha ofrecido al jugador para abaratar la proyectada operación por Roberto Carlos, el hecho es que la entidad londinense no sólo ha habldo con el Barcelona por Gudjohnsen sino también con el Real. Eso convierte al Madrid en rival del Barcelona en la puja por Eidur, que además ha sido tasado por el Chelsea en 15 millones de euros, cuando los ‘blues’ estaban dispuestos a dejarle marchar por mucho menos. Provocada por el club inglés o no, ahora mismo hay una guerra entre Barça y Madrid por Gudjohnsen aunque sólo el Barcelona parece querer realmente al polivalente delantero, un ‘capricho’ de Frank Rijkaard por aportar un plus a una plantilla ganadora y campeona. El Madrid -o mejor dicho los diferentes candidatos a presidente- se han decantado por goleadores como Adriano (Inter) o Ibrahimovic (Juve) y el nombre de Gudjohnsen ha aparecido al revelarse que el Barcelona estudiaba su posible contratación y al manifestar Mourinho que quería a Roberto Carlos. Muy sospechoso.

[C. Roura & Manel Bruña en Mundo Deportivo]

Artículos Relacionados