Qué buenos somos, qué malos son

Poco a poco va imponiéndose la clase de los cracks, de los futbolistas que marcan las diferencias. Y como ha sucedido a lo largo de toda la temporada en Europa, el Mundial también distingue a los jugadores del Barça. Son los mejores y es lógico que aparezcan. Si la irrupción de Messi, el viernes con Argentina, fue estelar, la de Deco, ayer con Portugal, no le fue a la zaga. […] Sólo falta que Ronaldinho saque su magia, que tarde o temprano la sacará, porque la tiene. […] El Madrid está en el Mundial con todos los galácticos, pero son galácticos venidos a menos, casi terrícolas tan mortales como los demás. Eso ya no es lo que era y dos de sus símbolos, Ronaldo y Raúl, son los futbolistas más cuestionados del campeonato. Al brasileño le llaman gordo desde el presidente de su país hasta los niños que antes le idolatraban y al madrileño le cuesta cada día más digerir su suplencia. […] Tanto Raúl como Ronaldo tienen una papeleta difícil en este Mundial. Ya no son estrellas, son ex estrellas para los millones de aficionados que sólo perciben la imagen del triunfo.

[Joan Maria Batlle, somos los mejores, en Sport]

Artículos Relacionados

5 comentarios (por ahora) en “Qué buenos somos, qué malos son”
  1. Doctor Broms 18 Junio, 2006
  2. El Bigotitos 18 Junio, 2006
  3. dieguitoalias 19 Junio, 2006
  4. Christian 19 Junio, 2006
  5. -Zazu- 22 Junio, 2006