Calderón no es como nuestro Jan

Afortunadamente para el Barça, todo fue diferente. En el Camp Nou triunfó una candidatura renovadora formada por una nueva generación de barcelonistas y en la acera de enfrente se pelearon la vieja guardia con los peores modales. Consecuencia: Laporta salió fortalecido y Calderón ganó por los pelos. Los datos son harto elocuentes. El presidente del Barça se convirtió en el más votado de la historia, más de 27.000 votos, el 52% de los escrutados. El del Madrid se tuvo que conformar con 8.344, apenas el 30%. Otra cifra que no admite duda en torno a la vitalidad del club: en el Barça votaron 51.000 socios y en el Madrid, sólo 27.000. Laporta pudo hacer una revolución y Calderón a duras penas podrá sobrevivir en el ambiente madridista enrarecido y diabólico. Todo ello sin querer comparar cómo transcurrió el escrutinio. En la capital necesitaron cinco horas para dar cifras mientras que en el Camp Nou en una hora se sabían los resultados. Aquí la Junta Electoral tuvo trabajo fácil y allí protagonizó una chapuza. […] Conclusión: el Barça continúa su progresión al alza y el Madrid ha superado con mala nota las elecciones. [Josep Maria Casanovas / Sport]

Imagen penosa y bananera. […] Nada que ver con el proceso modélico que siguieron las elecciones del Barça, las que llevaron al cambio. Después de las urnas, todos a una. […] Toda la inestabilidad del Madrid favorece la estabilidad del Barça. [Josep Prats / Sport]

PD-Sport dedica cinco de los seis “artículos” de opinión en su edición de hoy a las elecciones en el Madrid. El único columnista que trata otro tema es Karl-Heinz Rummenigge. Y a saber si no se ha ganado una bronca por salirse del tiesto.

Artículos Relacionados

6 comentarios (por ahora) en “Calderón no es como nuestro Jan”
  1. sentinela 4 julio, 2006
  2. Louis 4 julio, 2006
  3. Alex Escrivà 4 julio, 2006
  4. sentinela 4 julio, 2006
  5. dfons 4 julio, 2006
  6. Louis 4 julio, 2006