Los demás tampoco tienen culpa

Ante Francia, Deco encontró en falta a sus habituales compañeros de viaje del Barça, y su desgaste no tuvo la recompensa de conectar con los atacantes del equipo. Figo está lejos de Ronaldinho. Y Pauleta, aún mucho más de Eto’o. Si el gran valor de Messi es su velocidad, sus movimientos imprevistos, su talento y chispa innata, Pekerman dejó estas cualidades en la ‘nevera’. No le dejó ser la revelación. […] El nivel de simbiosis entre el sistema de Rijkaard y los jugadores es tan alto que se necesitan mutuamente. Ronnie y compañía no son los mismos fuera del Barça.
[Josep Prats en Sport]

Artículos Relacionados

2 comentarios (por ahora) en “Los demás tampoco tienen culpa”
  1. Reverendny 7 julio, 2006
  2. Xavizo 7 julio, 2006