Qué bueno es el Barça, qué malo es el Madrid (2)

Los refuerzos de Barça y Madrid no se distinguen por ser refuerzos de largo recorrido, sino que buscan un rendimiento inmediato. Las incorporaciones de Cannavaro (32 años), Emerson (30) y Van Nistelrooy (30), en una plantilla que pedía a gritos un ‘plan renove’, sólo es un vuelo gallináceo que no tiene futuro. Los fichajes de Thuram (34), Zambrotta (29) y Guddy (27) mejoran cualitativamente el grupo del año anterior sin que la media del vestuario se resienta. El Barça tiene un equipo competitivo para años, mientras el club blanco sólo busca un título a la desesperada.

[Josep M. Artells, gallináceo, en Mundo Deportivo]
Anteriores entregas [1]

Artículos Relacionados