Qué bueno es el Barça, qué malo es el Madrid (4)

La política del Barça arrasa. Invierte en futbolistas y jóvenes valores y gana. Mientras, el Madrid no sabe cómo echar a los vividores por los que el florentinismo apostó. Ronaldo era de oro y ahora es de hojalata. El brasileño llegó a la cima del mundo después de su paso por el Barcelona cuando se convirtió en el número uno, un trono que se prolongó hasta que se proclamó campeón del mundo con Brasil en el 2002. A partir de entonces, y siendo jugador del Madrid, empezó una decadencia que ahora vive su momento más bajo. El Madrid acaba de ficharle a un sustituto, Ruud Van Nistelrooy, y se duda de su continuidad en el club blanco. Si hasta se llegó a especular que podría acabar en el fútbol americano. Lo cierto es que Ronaldo no aparece en el listado de los treinta y cinco jugadores más valorados. Y jugadores como Antonio Cassano se encuentran por delante suyo. Es el ocaso de un jugador a quien le pesan los kilos y los años.

[Albert Masnou, somos los mejores, en Sport]
Anteriores entregas [1] [2] [3]

Artículos Relacionados