Ronaldinho no tiene culpa (8)

A Ronaldinho, mejor jugador de la FIFA por dos años consecutivos, se le obligó a jugar detrás con las instrucciones de marcaje y sin darle la oportunidad de exhibir su magia. Kaká fue colocado a la derecha y no detrás de dos arietes. Parreira no pensó en el éxito de sus estrellas en los clubs en los que juegan habitualmente y se inventó un sistema que en la teoría era impecable pero que en la práctica fue un fracaso.

[Lluís Foix en Mundo Deportivo]

Artículos Relacionados