Somos un ejemplo de ética

Por su interés, La Libreta de Van Gaal reproduce el artículo El Barça es un ejemplo de ética, publicado hoy en el diario Sport por Toni Frieros. El primer párrafo, dentro de la habitual línea propagandística somos los mejores, llama la atención por cursi y pedante. El segundo, en cambio, contiene ya las habituales y vomitivas señas de identidad de la casa. Una mezcla explosiva.
Innovar, crear, ir más allá de lo convencional y, encima, hacerlo con un barniz de ética, humanidad y civismo sólo está al alcance, en el mundo del fútbol, de entidades comprometidas con una filosofía y una forma de ser. En el FC Barcelona ganar no basta, hay que hacerlo jugando bien. Levantar títulos no es suficiente, tiene que ir acompañado de un comportamiento intachable. En una sociedad deportiva como la azulgrana, donde es imposible contentar a todos de forma individual, debe ser un motivo de orgullo y un gran honor que a partir de ya mismo los jugadores del primer equipo, en vez de publicidad comercial, luzcan el logo de UNICEF en sus camisetas. Quizá no se haya valorado en su justa medida lo que esta acción significa, más allá de la renuncia a veinte millones de euros anuales. Significa que la iniciativa del Barça es pionera a nivel mundial; significa que dentro del club ha existido un debate interno intenso y que ha dado como resultado una decisión que pondrá al club en un mapa que no domina ni la FIFA ni la UEFA. Me refiero a ese mapa que todos llevamos en nuestros corazones.

Además, el FC Barcelona destinará el 0,7% de sus ingresos ordinarios a acciones benéficas en todo el mundo a través de su Fundación. Esto lo podían haber hecho otros muchos clubs y hace muchos años, pero no, ha sido el Barça el primero en demostrar que la entidad azulgrana no se adorna en sus triunfos ni se duerme en sus laureles. Tal y como está hoy en día el fútbol, donde a sociedades tan importantes como Milan o Juve se les cae la cara de vergüenza por sus trapicheos futbolísticos, donde al Chelsea no se le conoce más mérito que la fortuna de su dueño, Abramovich, y donde el Madrid de Calderón, con un entrenador cobarde al frente, aún no ha fichado a un solo jugador de los que prometió, el FC Barcelona, más que nunca, es un ejemplo a seguir. Y le imitarán, ya lo verán…

Artículos Relacionados

10 comentarios (por ahora) en “Somos un ejemplo de ética”
  1. sanasarcas 18 julio, 2006
  2. longuis 18 julio, 2006
  3. ayr29 18 julio, 2006
  4. Doctor Broms 18 julio, 2006
  5. El President 18 julio, 2006
  6. Coder 18 julio, 2006
  7. Louis 18 julio, 2006
  8. Doris 18 julio, 2006
  9. Rodrigo Marciel 18 julio, 2006
  10. Geodotto 19 julio, 2006