Malas artes (6)

José Antonio Reyes se teme lo peor. El jugador andaluz hace días que no ha vuelto a saber nada del Real Madrid y comienza a sospechar que el club blanco le va a dejar tirado y no va a retomar las negociaciones para su fichaje.

Al más puro estilo, mal estilo, de Florentino Pérez, Ramón Calderón obligó a Reyes a presionar al Arsenal para que le dejara marchar […] Reyes, ahora y por culpa de las malas artes blancas, ha quedado en evidencia ante el club inglés, su entrenador y su afición, que no le perdonan su ‘traición’.

El club inglés, que no cayó en la trampa madridista, hizo valer sus derechos y exigió un mínimo de 18 millones de euros para liberar de su contrato al sevillano, pero la negativa de Pedja Mijatovic a subir de los 12 millones dejó la operación en punto muerto.

El ridículo del Madrid en el Trofeo Carranza tampoco ayuda a Reyes a ver cumplido su sueño, ya que Fabio Capello ha pedido el fichaje de otro central (Mexes o Chivu) y Ramón Calderón ha declarado que el fichaje de Reyes ya no es prioritario, ya que casi no queda dinero en caja. Sólo si venden a Ronaldo, la situación daría u giro.

Los ‘gunners’ están más que hartos de las tácticas desestabilizadoras del club blanco, que ya sufrieron anteriormente con Vieira y Thierry Henry. Tal vez por esta razón, Arsène Wenger ha querido dar un escarmiento a Reyes y le ha castigado con un absoluto ostracismo, hasta el punto de que no ha jugado un solo minuto en la previa de la Liga de Campeones ni en la primera jornada de Liga. Reyes ha quedado en tan mal lugar que al Arsenal no le queda más remedio que buscarle equipo pero nunca al precio que paga el Madrid.

[Antonio Sánchez, seudónimo de la redacción de Sport]
Anteriores entregas [1] [2] [3] [4] [5]

Artículos Relacionados

2 comentarios (por ahora) en “Malas artes (6)”
  1. PaceY 21 agosto, 2006
  2. Reverendny 21 agosto, 2006