No ganarás en los despachos, no ganarás en los despachos, no ganarás en los despachos y no ganarás en los despachos

Sport viene hoy con cuatro “artículos” de opinión, y los cuatro son iguales. Se trata de repetir lo mismo, repetir lo mismo, repetir lo mismo… Como un discurso de Fidel Castro, para que las consignas queden bien claras. Eso, y no otra cosa, es tratar a los lectores como si fueran tontos. Grimoso.

Los partidos se ganan en el campo y querer dar la vuelta al marcador en los despachos es una jugada de mal perdedor. Al Espanyol le ha salido el tiro por la culata y su impugnación ha quedado en una anécdota de verano. Querer ganar la Supercopa por el artículo 33 era demasiado y los que creyeron que la justicia volvería a meter un gol al Barca, como el gol que le colocó el juez por el tema de las elecciones, esta vez se han quedado con las ganas. [Josep Maria Casanovas]

Seguro que a los jugadores blanquiazules no les hubiera gustado nada ganar la Supercopa en los despachos. El Espanyol se podía haber evitado hacer el ridículo con una impugnación absurda, lanzada de madrugada, después de una derrota que les complica muchísimo la Supercopa. Desde el primer momento la impugnación sonó a pataleta, a hurgar un artículo escrito con el espíritu de evitar trampas de jugadores convocados para esquivar partidos con sus selecciones simulando alguna lesión y reservarse para sus equipos. […] Al Espanyol le salió el tiro por la culata, y su imagen salpicada al intentar buscar ganar en los despachos lo que fue incapaz de ganar en el campo. Fueron de listos y se pasaron de frenada. […] Con el tema del taxista y los incidentes entre grupos radicales, lo de la impugnación no ayuda en nada a templar el entorno. Anoche el Espanyol anunció que seguirá recurriendo y llegará hasta donde haga falta. Mejor sería dejar escampar el bochorno, porque es una batalla perdida y que, además, erosiona. No pudieron meter este gol de despacho, ‘perdieron’ otro partido. [Josep Prats]

Al final, nada. Ni caso. El Comité de Competición desestimó la impugnación del Espanyol. Después de la derrota en Montjuïc ante el Barça, derrota en los despachos. […] Dicho esto, inevitable dadas las circunstancias, no vamos a seguir por el cómodo camino de la semanita blanquiazul. Ni una palabra del taxista. Tampoco del taxi ni de los cánticos tan ofensivos hacia Eto’o. [Miguel Rico]

Los blaugrana fueron mejores y vencieron andando, pero los blanquiazules pretendían ganar en los despachos lo que no habían merecido conseguir en el terreno de juego. Aunque estaban en su derecho de protestar y de impugnar, era una rabieta, una pericada de una Supercopa que ya no empezó bien. Primero el Espanyol, como al Barça no le iba bien la fecha, ironizó con jugar a partido único y en Montjuïc. Si hubiera sido así, la Supercopa ya estaría en el zurrón del Barça. Calentaron el partido con un buen anuncio basado en la película ‘Los pájaros’ de Alfred Hitchcock, el maestro del suspense, pero de suspense nada de nada, ya que bastó una genialidad de Ronaldinho y un gol de Giuly para matar el partido. Después, aunque siempre es bueno que exista rivalidad, vino el incidente del taxista con Zambrotta. [Manolo G. Crespo]

Artículos Relacionados

(Sólo) un comentario en “No ganarás en los despachos, no ganarás en los despachos, no ganarás en los despachos y no ganarás en los despachos”
  1. bishop 19 agosto, 2006