Preguntar no es ofender

Laporta tuvo ayer su claque, aunque la presentación iba dirigida a la prensa. Durante el turno de preguntas, los amigos del precandidato silbaron y abuchearon a quien esto escribe (“¡calla, burro!”, dijo uno) porque tuvo la ocurrencia de preguntar por qué, después de tantos elogios a su labor en el club, Alejandro Echevarría, el cuñado de Laporta o sea, no está en la candidatura. Él, Laporta, les hizo callar con un ademán tranquilo. Y explicó que el cuñado no está porque se presentan los que han dimitido cuando un juez los ha obligado a convocar elecciones. Preguntar no es ofender. ¿O sí?

[Fabián Ortiz en As]

Artículos Relacionados

2 comentarios (por ahora) en “Preguntar no es ofender”
  1. Doctor Broms 4 agosto, 2006
  2. Reverendny 5 agosto, 2006