Qué bueno es el Barça, qué malo es el Madrid (8)

Buenos días queridos lectores. Aquí volvemos a estar, al pie del cañón, atados a nuestra columna diaria que es la suya, dispuestos a contarles mi verdad, que no quiere decir que sea la única ni la verdadera. Regreso después de unas vacaciones donde las condiciones meteorológicas han impuesto su ley ya que, como dice mi madre, al tiempo no lo manda nadie y hace lo que quiere. En Menorca hemos tenido más viento que calor, el mar ha estado revuelto y menos mal que la isla conserva su identidad y continúa ofreciendo una naturaleza impagable. Por lo demás, el panorama deportivo ha tenido de todo, desde un escándalo de dopaje que ha hundido en la miseria al ciclismo a un Mundial de Formula 1 apasionante con Alonso amenazado por Schumacher. En el futbol todo sigue igual, el Barca arriba y el Madrid abajo. Laporta, contando los días que le faltan para ser presidente y Calderón, tragándose sus promesas electorales al no poder fichar a ninguno de los cracks que prometió. O sea, el Barca con los deberes hechos y los blancos sin salir del túnel negro que les metió Florentino.

[Josep Maria Casanovas, su mentira, en Sport]
Anteriores entregas [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7]

Artículos Relacionados

(Sólo) un comentario en “Qué bueno es el Barça, qué malo es el Madrid (8)”
  1. Reverendny 19 agosto, 2006