Roncero echa un capote

Lo lógico es que haya socios del Madrid que al cruzarse con Mijatovic le reclamen qué pasó con la promesa electoral de Robben. Como Pedja es un caballero y no podrá entrar en honduras, me ofrezco gustoso para explicarles el cambio decretado en la dirección deportiva del club. Capello quería saber cómo estaba el extremo holandés, que empezó el Mundial como un caballo andaluz (golazo a Serbia) y lo finalizó como un burro manchego (ante Portugal fracasó). Nadie duda de su talento, capacidad de desborde y verticalidad. Pero Capello también ha tenido información sobre sus frecuentes problemas físicos y sus habituales lesiones, que lo convierten en un jugador intermitente e irregular. Fabio, que manda de verdad, pidió una alternativa válida. Ahí surgió la figura de Reyes, con el que se matan dos pájaros de un tiro. El de Utrera sería el primer fichaje nacional de la era Calderón […] Es español, madridista y un jugador de los que gusta en el Bernabéu. […] Sólo le falta aparecer en las páginas de clasificados de los periódicos solicitando un hueco en la plantilla del Madrid. Ese afán por venir aquí resultará determinante. Wenger lo asume en privado. Pero falta el último arreón. Ahí te quiero ver, amigo Pedja.

[Tomás Roncero, adjunto a la dirección deportiva, en As]

Artículos Relacionados

(Sólo) un comentario en “Roncero echa un capote”
  1. Bar del Culé 7 agosto, 2006