Sangre, lágrimas… ¡Viva la demagogia!

Samuel Eto’o intimida a cualquiera. Su estampa de boxeador de peso medio, recubierto por finos músculos fibrosos y adornado por una mirada desafiante, esconde un corazón de oro”. [Javier Miguel]

Messi, ídolo allí por donde pasa, fue uno de los barcelonistas más solicitados y eso provocó que se viviera uno de los momentos más emotivos de la jornada y quizá de toda la gira del 2006. El argentino, descarado y valiente con una pelota en sus pies, se vino abajo cuando una niña enferma le pidió un autógrafo y hacerse unas fotos con él. Después de complacerla y departir unos minutos con ella, Leo salió de la sala donde se celebraba el acto con los ojos llorosos y no pudo seguir con la visita al estar visiblemente afectado por todo lo que había visto y vivido. [Javier Miguel / Elsa H. Ollé]

Artículos Relacionados

9 comentarios (por ahora) en “Sangre, lágrimas… ¡Viva la demagogia!”
  1. Bodi 9 agosto, 2006
  2. Louis 9 agosto, 2006
  3. White Rabbit 9 agosto, 2006
  4. Julio 9 agosto, 2006
  5. Julio 9 agosto, 2006
  6. Louis 9 agosto, 2006
  7. Coder 9 agosto, 2006
  8. Alex Escrivà 10 agosto, 2006
  9. Coder 10 agosto, 2006