Un equipo antipático

Entre los grandes logros que se le atribuyen al Cuñadísimo de Joan Laporta, el célebre seguidor franquista Alejandro Echevarría, se cuenta siempre en primer lugar las mejoras que introdujo en el Barcelona en materia de seguridad. […] Pero, como suele ocurrir por la ley del péndulo, a la directiva se le ha ido la mano. Así que ahora viajar con el Barça supone que a los jugadores apenas se les ve el pelo, porque pasan por los aeropuertos a la carrera, a menudo sin pisar la terminal, porque (como el martes en México) un autocar les espera al pie de la escalerilla del avión. Después de ser escoltados por la policía hasta el hotel, hasta cinco empleados del club impiden incluso que nadie se monte en el ascensor con algún crack, con las molestias para otros huéspedes. Etcétera. Parece algo paranoico, por muy inseguro que parezca el mundo. Están creando un equipo campeón, sí, pero también antipático.

[Fabián Ortiz, buscando el lado oscuro, en As]

Artículos Relacionados

6 comentarios (por ahora) en “Un equipo antipático”
  1. Alex Escrivà 3 agosto, 2006
  2. Doctor Broms 3 agosto, 2006
  3. Doctor Broms 3 agosto, 2006
  4. Reverendny 3 agosto, 2006
  5. Marcus 3 agosto, 2006
  6. Doctor Broms 4 agosto, 2006