Dejad que los centralistas se acerquen a Jan… para que aprendan

Este es un país donde el centralismo ha impuesto su ley durante mucho tiempo, lo que explica que estemos mal acostumbrados a una dependencia política de la capital que ha sido fuente de múltiples problemas. Cuando la tradición se rompe y un dirigente de Madrid acude a Barcelona en un acto de cortesía, tenemos la sensación de que se normaliza la situación y que ¡al fin! se cambian los papeles. Ramón Calderón tomó el puente aéreo para almorzar cara a cara con Joan Laporta en un encuentro de presidentes presidido por la cordialidad y que no buscaba otro objetivo que sumar sinergias en beneficio de los dos clubs. […] Es como si el nuevo rector merengue hubiese presentado sus credenciales ante el presidente campeón. Por lo menos en fútbol, Barcelona aventaja a Madrid. […] Calderón nos parece un presidente populista, con vocación de aficionado entendido a quien el cargo le viene grande y además se ha creado muchos enemigos. Tres años de ventaja en el cargo y tres títulos importantes en el bolsillo otorgan a Laporta un doctorado en fútbol que bien hará en aplicar con humildad y rigor. […] Aquella famosa frase del documental de televisión “que n’aprenguin!” es lo que en su foro interno debe pensar Laporta del Madrid. [Josep Maria Casanovas / Sport]

A todos los barcelonistas nos ha gustado, históricamente, ver cómo pierde el Madrid. Las derrotas del club blanco siempre se han convertido en victorias para los culés. Hasta que han dejado de ser noticia. […] Por eso se entiende que ayer, el presidente del Madrid le pidiera árnica a Laporta. El Barça se ha convertido en el ejemplo a seguir para todos aquellos clubs que quieren volver a la primera línea mediática y deportiva después de haber tocado fondo. En junio del 2003, la nueva junta directiva blaugrana entró en una institución hundida en la miseria económica y futbolística, sin un euro en la caja y con una plantilla vieja y perdedora. Pero, a diferencia de Calderón, Laporta apostó por la cultura del esfuerzo para iniciar su círculo virtuoso. […] Al enemigo, ni agua, pensarán los culés. Y al Madrid, menos. Pero un poco más de competitividad no estaría de más. Para que luego no puedan decir desde la Brunete mediática que este Barça lo ha tenido fácil. Este Barça se merece pasar a la historia por ser muy bueno, no porque sus rivales sean muy malos. [Lluis Mascaró / Sport]

Mal día eligió Calderón para almorzar con Laporta y contarle sus pesadillas. Quizá el dirigente merengue intentó que su colega blaugrana le revelara los secretos del círculo virtuoso. [Josep M. Artells / Mundo Deportivo]

Artículos Relacionados

(Sólo) un comentario en “Dejad que los centralistas se acerquen a Jan… para que aprendan”
  1. Reverendny 15 Septiembre, 2006