¿En qué quedamos?

Al parecer el Barça pone una cláusula en los contratos de los jugadores extranjeros recomendándoles el uso del idioma catalán para su mejor integración en la sociedad catalana. Eto’o ‘rescató’ esa cláusula la otra noche mientras intentaba desembarazarse de la estúpida polémica en la que se ha visto envuelto por contestar “en castellano” a una pregunta que no le gustó. Pero más de uno confundió ayer lo que es sólo una recomendación con una obligación. Ciertamente, en sus primeras elecciones la candidatura de Laporta anunció el propósito de favorecer, a través de la lengua, la plena adaptación de los jugadores foráneos. Bienvenida sea la loable intención de la junta para que los Ronaldinho, Eto’o o Gudjohnsen se encuentren como en casa, pero la citada cláusula parece más bien introducida de cara a la galería. Una cláusula de escaparate, de pose, que queda muy bien para conmover a ciertos sectores del barcelonismo. [Josep Maria Artells / Mundo Deportivo]

Samuel Etoo se ha visto envuelto en una polémica a propósito del uso del catalán. El domingo, tras el Racing-Barcelona (0-3) en El Sardinero, el camerunés pidió a una periodista de Catalunya Ràdio que le repitiera en castellano una pregunta que le había formulado en catalán. Tras hacerlo, la enviada especial a Santander vio cómo Etoo tampoco le respondía y se marchaba para no volver. La actitud del africano, que no parecía merecer más historia, se convirtió casi en un asunto de Estado cuando dicha emisora dedicó varios de sus espacios a debatir si Etoo (y por extensión otros jugadores del Barça) están obligados a entender y utilizar el catalán. Tan lejos llegó el caso que hasta algunos políticos, como el candidato a la presidencia de la Generalitat Artur Mas (Convergència i Unió), se lanzaron al ruedo para exigir que Etoo pidiera perdón por haber faltado al respeto a Cataluña. Visto el cariz que tomaba la situación, el delantero visitó la emisora para ofrecer su versión de los hechos. “Si me hablas despacio te entiendo”, le dijo al presentador. Y, de paso, confesó que su contrato incluye una cláusula de obligatoriedad: “El contrato nos lo pide, que al cabo de un tiempo tenemos que poder hablar catalán”. Pese a ello, Etoo dice que no necesita tomar clases para aprenderlo. [Fabián Ortiz / As]

Actualización [22-IX-06]: “La junta directiva del Barça se reunió ayer para preparar la Asamblea de compromisarios del sábado. Entre otros temas, reconoció que en los contratos no se exige (“se recomienda”) a los jugadores que aprendan catalán, y que el club ya ha superado la cifra de 150.000 socios”. [Diario As]

Artículos Relacionados

14 comentarios (por ahora) en “¿En qué quedamos?”
  1. Tom-Baker 21 Septiembre, 2006
  2. Jordi 21 Septiembre, 2006
  3. Ayatollah 21 Septiembre, 2006
  4. Louis 21 Septiembre, 2006
  5. dieguitoalias 21 Septiembre, 2006
  6. MONTEFARO 21 Septiembre, 2006
  7. McCarran 21 Septiembre, 2006
  8. Tarragona_ 21 Septiembre, 2006
  9. alfons 21 Septiembre, 2006
  10. Marcus 21 Septiembre, 2006
  11. Doctor Broms 22 Septiembre, 2006
  12. guso 22 Septiembre, 2006
  13. Alex Escrivà 22 Septiembre, 2006
  14. Reverendny 22 Septiembre, 2006