Qué bueno es el Barça, qué malo es el Madrid (18)

Este Real Madrid, y no lo digo desde la perspectiva azulgrana, es un equipo caduco y trasnochado, su plantilla es más vieja que Matusalén, la mayoría de los jugadores tienen los pies de barro y, sobre todo, arrastran un triste historial en los últimos tres años, en los que más que un equipo de fútbol, parece el ‘caballero de la triste figura’. Les falta ambición, están de vuelta de casi todo porque la mayoría tienen el buche lleno de títulos, actualmente pasan de todo y en el banquillo han habido técnicos incapaces de controlar a una plantilla a la que mimó Florentino Pérez. Además, institucionalmente, el Madrid deja mucho que desear. Está enfrascado en luchas internas entre los que fueron candidatos en las últimas elecciones, que motivan inestabilidad, deterioran la imagen del club, y hacen imposible que en el vestuario haya la disciplina y el espíritu ganador que antaño era patrimonio del club madridista. Ya no hay ningún club que se quiera mirar en su espejo. El Real vive de su pasado que poco a poco el presente va empañando. Este Madrid está a años luz del Barcelona, un club que en los últimos tres años ha sido capaz de regenerarse y superar las urgencias históricas. Hoy disfruta del trabajo bien hecho por sus dos Ligas consecutivas y una Copa de Europa. Además, ha logrado la paz social que en gran parte es la artífice de los éxitos. Todo lo contrario de lo que sucede desde hace tiempo en la ‘Casa Blanca’.

[José Luis Carazo, hazmerreir, en Sport]

Artículos Relacionados

(Sólo) un comentario en “Qué bueno es el Barça, qué malo es el Madrid (18)”
  1. dieguitoalias 20 Septiembre, 2006