Qué manera de desvirtuar la palabra "motín"

La última noche de concentracion en Las Rozas, antes de partir hacia Belfast para medirse a Irlanda del Norte, se produjeron sendas faltas de disciplina de varios jugadores que Luis Aragonés reprochó a sus jugadores. El seleccionador convocó una reunión en la que Raúl, como capitán y portavoz, y otros tres jugadores le expresaron varias peticiones. Los futbolistas le solicitaron que no volviera a hacer convocatorias de 22, porque no les gustaba ser descartados; que no enseñara el once en los entrenamientos previos al partido, porque les restaba tensión; que les diera más días libres para poder ir al cine; que redujera las dobles sesiones; y que cambiara el lugar de concentración, porque consideraban deprimente la Ciudad del Fútbol. Incluso hubo reproches a la planificación de trabajo y algunos cuentan que le pidieron un cambio de sistema. Luis escuchó y, exceptuando la primera petición, al resto les dijo que muy bien, pero que el que mandaba era él. Luego llegó la derrota en Belfast y Luis se dio cuenta de que se había equivocado dando la cara por unos líderes que no le respondieron en el Mundial, no le han respondido ahora y ni siquiera le respaldan.

[Redacción Sport]

Artículos Relacionados

3 comentarios (por ahora) en “Qué manera de desvirtuar la palabra "motín"”
  1. karchman 30 Septiembre, 2006
  2. Reverendny 30 Septiembre, 2006
  3. Louis 30 Septiembre, 2006